dimecres, 2 de maig de 2007

Les restes d'Scotty ja estan a "l'ultima frontera"

Washington. (EFE).- James Doohan, fallecido actor de la serie 'Star Trek', vio cumplido hoy finalmente su sueño de viajar al espacio tras el lanzamiento de un cohete sideral en el que viajaban sus cenizas junto con los restos mortales de otras 200 personas.

Los restos del actor de origen canadiense que murió en julio del 2005 salieron disparados hacia el espacio suborbital en un pequeño cohete que se lanzó desde una zona desértica próxima a la localidad de Truth or Consequences, en Nuevo México.

Cientos de espectadores aplaudieron tras el lanzamiento del cohete, en el que viajaban también una porción de las cenizas del astronauta Gordon Cooper, que visitó por primera vez el espacio en 1963. Cooper murió en el 2004 a los 77 años.

La encargada de organizar el vuelo fue Space Services, una compañía con sede en Houston, Texas, que cobra 495 dólares por enviar parte de las cenizas de una persona al espacio suborbital.

La firma tenía previsto lanzar las cenizas de Doohan hace dos años, pero el proyecto se vio aplazado debido a problemas técnicos.

El vuelo suborbital se prolongó por espacio de unos 15 minutos, durante los cuales el cohete se separó en dos partes, que regresaron a la tierra en paracaídas. La máxima altitud alcanzada fue de unos 115 kilómetros.

Los funerales siderales forman parte de una creciente gama de negocios espaciales, que incluyen desde el lanzamiento de objetos personales más allá de la órbita terrestre que luego se devuelven a sus titulares con certificado galáctico, hasta los planes para crear hoteles en el espacio.


Font aquí